EL ARTE DE NARRAR SAER PDF

Daikus Derian rated it really liked it Feb 05, To access your account information you need to be authenticated, which means that you need to enter your password to e that you are indeed the person that the cookie claims you to be. To use Loot. If you are a seller for this product, would you like to suggest updates through seller support? For example, at loot.

Author:Akinoramar Samutaur
Country:Romania
Language:English (Spanish)
Genre:Art
Published (Last):4 May 2008
Pages:353
PDF File Size:12.6 Mb
ePub File Size:12.58 Mb
ISBN:443-6-94733-488-3
Downloads:59445
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Kazrak



A partir de , mi trabajo literario. Juan Jos Saer. Cmo escribir entonces, fuera de los gneros? Podramos decir que si en su "universo" na- rrativo lo potico se configura como una tensin imposible con los bordes de lo "real", con sus poemas, Saer, a partir de la bsqueda y configuracin de personajes, su retrato o biografa cfr.

Saer construye una potica, donde los puntos de equilibrio y autonoma entre los gneros se disuelven o se atenan, desa- h! A partir de estas primeras ocurrencias que surgen de la lec- tura del ttulo, podemos barajar y dar de nuevo, regresando al texto desde otras miradas y perspectivas 11 la escritura costosa, el palimpsesto. Las lneas remiten a los motivos y topoi de la gran tra- dicin clsica ver por ejemplo, "La Venus de las pieles", 12; "A una cabeza de Safo de Lesbos", 22; "Lo que cantan las sirenas", 24; "Lesbia madura", 38; "Venus y Adonis", 99; "Prapo", ; "Dnae", ; entre otros o al retrato y a los modos de figuracin de los personajes, recurrentes en T.

La historia casi benjaminiana del poeta travestido en prostituta por la aceptacin de las reglas y las presiones del mercado de bienes simblicos que regulan el xito y la gloria efmera, puede leerse en el poema " Rubn en Santiago ": Lo pasearon como una puta decrpita,! Tambin la despedida al mundo del "Dublin" de Joyce que sin embargo, slido e imborrable, persiste entremezclndose en la vigilia y el sueo, grabando la memoria del sujeto escriturario en " He weeps over Jim": Me has enselado, a mi edad, cuando menos lo esperaba, entre [mis suelos atroces y mis das, llamaradas de fuego negro, la humildad de desear, contra m mismo y [contra todas las cosas ya perdidas y descartadas de mi [amor, la eternidad para tu memoria.

Un yo que se dispersa y que es tambin t, l y nosotros. Diferentes modos de textualizar y marcar una accin de peregrinaje y errapundeo del sujeto por "la travesa de los signos". Bsqueda azarosa y mltiple del sujeto por los bordes de lo real que entre "naufragio" y precaria certi- dumbre, entre acto y acto del lenguaje, escribe.

Escribe tratando de imponer la palabra contra la tirana muda de lo real. Frente a la opacidad de lo realotro y a la imposibilidad de una "tra- duccin" definitiva, ensaya siempre otra clase de balbuceo.

En el continuum de los mltiples desplazamientos y alternancias del su- jeto frente a las articulaciones del lenguaje, la naturaleza de lo real emprico si se revela, slo se revela por bloques fragmen- tarios e imprecisos.

Un sujeto de enunciacin decamos, a veces narrador extra- diegtico o cuasi historiador. O tejiendo la palabra cargada de esperanza futura que haga "saltar el continuum de la Historia": La voz vendra a quedar,de esa manera, en [suspenso. Y un trueno en su lugar, se dejara or, en la casa de la [Historia. O cuando el pacto de la gauchesca lo requiere y la oralidad de la situacin enunciativa lo necesita, introduce los mar- cos previos del dilogo y el encuentro cfr.

O recopila como un "coleccionista" una multiplicidad de re- gistros: cartas, crnicas periodisticas y noticias policiales; citas ajenas y propias ver por ejemplo "El fin de Higinio Gomz", " He weeps over Jim", ; etc. Balancendose en el mar verde viaj en busca! El al1e de Ilanal". La figura del viajero y el motivo del viaje condensan la preocu- pacin, casi obsesiva en los textos de Saer, sobre la naturaleza de la percepcin de lo real y sobre la posibilidad de hallar una "traduccin", un "idioma" con el cual poder referir las experiencias siempre evanescentes y cambiantes, a las que se enfrenta el su- jeto.

La materia bsica de la escritura saereana no es sino la vacilacin e incertidumbre que promueve esa confrontacin con las diversas regiones de lo real. Acercamiento y extraamiento del sujeto, a travs de los datos dispersos que la percepcin propor- ciona y que ya no encuentra ur punto seguro y firme. Se muerde un fantasma de manzana, mientras se sigue merodeando como desde un principio, lo oscuro "Leche de Undenvood ", Dicho de otro modo, si lo real se nos presenta como incertidum- bre o en mltiples y cambiantes fases -como un " delirium tre- mens"-, slo es aprehendido y recuperado parcialmente a travs de rfagas de sentido, iluminaciones o epifan ias fugaces Confilsos, vacilamos.

Esa mano que anota y escribe para no olvidar como en el poema "Para cantar" 8aer, 87 o en "Vecindad en Logroo" 8aer, , sabe de la disolucin del recuerdo proustiano, Recordemos la escena irnica del personaje de "La mayor" mojando una mag- dalena en una taza de t.

PRINCIPIOS DE ELECTRONICA MALVINO PDF

El arte de narrar. Poemas (1960-1987) – Juan José Saer

Dairan Amazon Second Chance Pass it on, trade it in, give it a second life. We never store sensitive information about our customers in cookies. Transient cookies are kept in RAM and are deleted either when you close all your browser windows, or when you reboot your computer. Please click the link in that email to activate your subscription. Roithamer rated it liked it Nov 05, Marlise Buchweitz Klug marked it as to-read Dec 21, Persistent cookies are stored on your hard disk and have a pre-defined expiry date. Share your thoughts with other customers.

EL OJO DE LA MENTE DANIEL DENNETT PDF

Juan José Saer - El arte de narrar

Algo escondidos en el estrecho margen que dejan las bibliotecas hay retratos poco conocidos de Virginia Woolf, Juan L. Vino por seis meses en No es improbable que sepa lo que vale su literatura. Entre esos ensayos, que llevan fechas que van desde a , algunos fueron encargos, pero descubro que esos encargos estaban realizados de acuerdo con una afinidad. Admirar supone ciertas obligaciones. Para poder admirar a un escritor hay que merecerlo.

Related Articles