EDUARDO SACHERI CUENTOS DE FUTBOL PDF

Mientras que con "De chilena" me paso lo que nunca me habia sucedido frente a un microfono: en medio de la lectura me quebre y la emocion me pudo sin que hubiera modo de disimularlo. Al tiempo, y en merito a sus virtudes, ascendi a Sacheri a la primera. Esto es: a la apertura del programa, un espacio que considero de privilegio y en el cual sus relatos se alternan con los de un equipo de notables integrado por Osvaldo Soriano, Julio Cortazar, Mario Benedetti, Jorge Luis Borges y Roberto Fontanarrosa, entre otros elegidos. La decision fue resultado de una teoria que como lector empedernido de cuentos de futbol elabore al respecto. Considero que Benedetti con "Puntero izquierdo," de , es de alguna manera el fundador do del genero -si es que hay un genero-; que Fontanarrosa es el que interpreta exactamente la locura y pasion que puede generar este deporte; que Soriano retrata como nadie los partidos de los pueblos del interior y sus ritos; mientras que el sentimiento de barrio, el desafio de calzarse los botines y enfrentarse a otra barra o de jugar con una Tango, el registro de las voces del conurbano y sus personajes, ese es territorio de Sacheri.

Author:Shaktihn Grokora
Country:Nicaragua
Language:English (Spanish)
Genre:Medical
Published (Last):21 November 2017
Pages:56
PDF File Size:5.43 Mb
ePub File Size:16.74 Mb
ISBN:873-7-11735-626-5
Downloads:23323
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Vull



Pero perdiste. O mejor, vas a sentirte las tres cosas al mismo tiempo. Por eso no vas a permanecer callado. Que te hayas quedado quieto, al final, para no despertar a tu mujer o de puro aburrido. No hace falta que haya sido el gol de ellos. Con eso alcanza. O un cartel publicitario que viste por la ventanilla del colectivo, a la vuelta. O de un candidato a gobernador. Pero vienen el cartel o la camiseta y se quedan con vos.

Vuelven a la cama con vos. Con vos y con la derrota. Porque perdiste. Segunda persona del singular. Vos perdiste. Vos no. Que ganes. Otra vez esa dichosa segunda persona del singular. De manera que muchas gracias, querida, si es tu mujer la que te lo sugiere. Muchas gracias, querido amigo. No vas a mentirte, en la cuarta o en la quinta, que el defensor cierra como debe sobre la espalda del delantero.

Ni que el arquero grita y ordena para evitar el desastre a tiempo. De esos que se indignan porque los tipos, que no fueron capaces de ganar, tampoco son capaces de compartir tu bronca y tu tristeza.

Solo, con tu derrota a cuestas. Solo frente a los que tengan ganas de burlarse de vos, porque perdiste. Y puede que no. Que seas de esos tipos que prefieren atender a su equipo sin meterse con la vida ni la suerte de los otros. Van a burlarse. Y vas a estar solo. No vas a hacerlo. Vos en el colectivo y el cartel. Ni de mate, ni de charla, ni de asado, ni de sol. No importa que tengas una familia que te quiere, un trabajo que les da de comer, una salud que te permite pensar que todo marcha como debiera.

No importa, o al menos no te alcanza.

LES BARRICADES MYSTERIEUSES GUITAR PDF

Esperándolo a Tito y otros cuentos de fútbol

.

SHIVCHARITRA IN PDF

Letra redonda: Eduardo Sacheri

.

Related Articles